Una de las confiterías más tradicionales que tuvo Sevilla se situó en el singular edificio de La Adriática que se encuentra en la Avenida de la Constitución. Desde su apertura, en 1935, los escaparates de Filella formaron parte del paisaje sevillano, tanto que para muchos el famoso edificio es conocido como Filella.

La confitería Filella, estaba ligada en buena parte a las principales tradiciones de la ciudad. En Semana Santa, eran característicos sus escaparates repletos de pestiños y torrijas o nazarenos de caramelo. Y en navidad, exquisitos dulces entre los que destacaban sus clásicos roscones de Reyes.

Además, Filella funcionaba como cafetería, con una barra en la que se podía tomar algo mientras se saboreaban algunos de sus pasteles, elaborados artesanalmente en el obrador que tenía junto al segundo establecimiento, en la calle San Jacinto de Triana.

La muerte en 2014 de su titular, Isabel Filella Gómez, que a pesar de sus 74 años de edad estuvo hasta el final al frente del negocio, motivó que los dos establecimientos cerraran sus puertas para siempre, sin que nadie se hiciese cargo de esta histórica empresa. Ahora vive en el recuerdo de quienes frecuentaron un negocio que ya forma parte de la historia de Sevilla.

#AlanteTours #FreeTours #Sevilla