Diseñada para la Exposición Iberoamericana de 1929, se ubicó en la también desaparecida Plaza de los Conquistadores, donde hoy se encuentra la calle Tarfia, entre las avenidas de la Raza y Reina Mercedes.

Estaba compuesta de dos niveles, uno superior al que se accedía por unas escalinatas que estaban protegidas por balaustradas, y uno inferior en el que se encontraba el estanque de la fuente. 

El monumental conjunto estaba presidido por una escultura de la Diosa Iberia, nombre con el que se conocía desde tiempos remotos la Península Ibérica.

A ambos lados, se encontraban dos esculturas tumbadas, alegorías de dos ríos. Así, sobre pedestales se encontraban las esculturas Río Magdalena (Colombia) representando a los ríos americanos, y la escultura Río Guadalquivir, en representación de los ríos españoles.

Aunque parezca increíble, esta maravilla fue derribada para construir viviendas. Pero no solo la fuente, sino toda la plaza, de la que hablaremos en otra publicación.

El ayer y hoy de la zona. Todo arrasado excepto el Pabellón vasco y la torre del pabellón de Córdoba

Para saber el paradero de las tres esculturas no hay que ir muy lejos. Actualmente descansan sobre el césped de los Jardines de las Delicias, que se encuentran entre el río y el Parque de María Luisa.

Iberia
Las esculturas de los ríos Guadalquivir y Magdalena

#AlanteTours #FreeTour #Sevilla